MP3.es

Not a Hero

"Not a Hero, la prueba de que no todas las campañas políticas son iguales"

Pros:

  • Increíble juego de acción.
  • Armas, humor y muchos desafíos para pasar horas frente al ordenador.
  • Aspecto visual “retro”, pero lleno de detalles.

Contras:

  • Las escenas de violencia no lo convierten precisamente en un juego familiar.
Puntuación:

Tamaño de Archivo: 146.76 MB

Tipo de licencia: Shareware

Desarrollador: Roll7

Última versión: Demo

Última actualización: 28-05-2015

Categoría: Acción

Número de descargas: 383

Not a Hero es un impresionante juego de acción, en el cual debes abrirte paso como sea por el medio de la ciudad para poder cumplir con tu objetivo. ¿Y cuál es el objetivo? Digamos que nadie lo sabe muy bien, pero pareciera que debes ayudar al Bunny Lord a convertirse en el alcalde. ¿Y quién es el Bunny Lord? Bueno, Not a Hero tampoco lo deja muy claro, pero sabemos que quiere limpiar la ciudad de criminales.

En Not a Hero, la idea es usar irracionalmente tu poder de fuego. No solamente para acabar con los villanos que pululan por todos lados, sino para hacer toda clase de tareas (literalemente, también debes convencer a algunos votantes con armas). No lo pienses demasiado: elige tu personaje entre los 9 disponibles, atendiendo a las habilidades que cada uno de ellos posee, y acaba con todo lo que se te ponga al frente.

La nueva forma de hacer política es frenética

En ese sentido, la galería de personajes de Not a Hero es casi infinita. Te encontrarás con villanos armados, jefes superpoderosos, helicópteros de combate despiadados, ardillas que comen granadas de mano, palomas que cargan dinamita y se vienen en picada contra ti, etc. Not a Hero es un arsenal infinito, tanto para ti como para tus enemigos.

¿Y qué decir de su apartado visual? Que ese escenario planteado al estilo retro y 2D no te engañe: es el contexto perfecto para hacer una campaña política “poco convencional”, por así decirlo.

El estilo de juego de Not a Hero es frenético y estimulante. No pasará un segundo en el que no estés ocupado acabando con asesinos o volando a través de una ventana. Miles de tiros y explosiones, amenazas que se cuelan por todos lados y sorpresas por doquier. Claro que para enfrentar Not a Hero debes hacer gala de tus habilidades: correr, disparar, zambullirte y cubrirte, pero a un ritmo demoledor.